martes, 6 de julio de 2010

El derecho de sentirse mal

Qué duda cabe de que estamos en un mundo globalizado. Pero el riesgo y el peligro de estar en medio de tanta globalización es terminar creyendo que como somos "globales" entonces no tenemos ya derecho de sentirnos mal con nada ni con nadie porque 'todos debemos ser pluralistas y tolerantes'.
Pienso que es un terible error acabar pensando que como hoy en día todo es global entonces también nuestros gustos, preferencias y pensamientos, nuestra fe y nuestras convicciones morales deben ser también "globales", es decir: iguales. En otras palabras: no puedes -globalización mediante- pretender pensar distinto ni sentir distinto ni opinar distinto al común de la gente globalizada. Al final la pretendida pluralidad de la que hace gala la globalización llega a ser y significar la peor y más sutil uniformidad.
Y en este sentido, creo firmemente que tenemos todo el derecho de sentirnos mal cuando vemos y sentimos que algo está definitivamente mal.
¿Ejemplos?
- Yo me siento mal y reclamo mi derecho de sentirme mal cuando en la calle y en el bus o en la combi oigo música que enerva mis bajas pasiones, aunque a la mayoría eso no le afecte.
- Yo exijo mi derecho de sentirme mal cuando hablan mal de mi fe o de mis convicciones morales y espirituales, aunque a la mayoría eso no le importe.
- Yo me siento mal cuando veo algún noticiero o algun programa de televisión y tienen que meterme por los ojos mujeres desnudas o casi, aunque eso sea "lo que le gusta a la gente".
- Yo me siento mal y reclamo mi derecho de sentirme mal cuando veo que cada cuatro años debemos -tenemos el deber casi- de clavarnos a un televisor para ver "el mundial" sólo por eso, porque es "el mundial", aunque eso sea lo que hace vibrar a un montón de gente que hasta deja de hacer su trabajo para ver a jugadores que ganan millones de dólares sólo por usar sus piernas y no su cabeza.
- Yo me siento mal y reclamo mi derecho de sentirme mal cuando estoy casi obligado a escuchar cumbia todos los días y a escuchar y ver noticias referidas a la vida privada o pública de los cumbiamberos, aunque eso sea lo que más le atrae a la gente hoy por hoy.
Y así, podría poner otras cosas que reclaman mi derecho a sentirme mal, mi derecho a pensar distinto y sentir distinto sobre cosas que posiblemente a la mayoría les gusta.
Ustedes, ¿qué dicen?

(En el artículo anterior les invitaba a compartir versiones distintas de "arroz con mango" y sólo un buen galileo ha comentado dos cosas... Esta vez les invito a compartir su derecho a sentirse mal por las cosas que les parezca... Ojalá se atrevan a escribir algo)

5 comentarios:

Rosario dijo...

"Ave María Purísima"

Padre Israel

Yo diría que comparto lo que Usted ha puesto que le hace sentir mal, agregando de mi parte que los excesos de alegría de muchos inchas (del mundial) por sus equipos sobrepasa los límites de la moralidad,¿Ese es el modo de amar a sus compatriotas?, ¿quién es el que idea estas cosas y las mete en estos cerebros?.Valerse del mundial para llevar almas a la perdición.No me parece. Y lo peor esto es lo llamativo, esto vende.
También me hace sufrir y me molesta el ver como hay empleados que trabajan sin ninguna conciencia, ni miramiento por el lugar que les ha recibido y mientras el patrón no les ve o está lejos se dedican al juego o mentir sobre su paradero.Me molesta muchísimo pero no puedo dejar de tener pena por estas gentes.En general me molesta la falta de delicadeza de conciencia y la hipocresía de quién sea.

Padre Israel Usted ya sabe, por mi estado de vida, todo esto es parte de mi oración.Una cosa no quiero que pase desapercibida,el 1 de Julio al abrir su blog me dí con la hermosa sorpresa de que a cambiado su apariencia(se dice así?).¡Lo Felicito está magnífica la elección!.Por cierto que impacta.
Le recuerdo en mi oración, por favor pida por mí.
H.Maribel(Rosario)

Anónimo dijo...

Padre exelente la manera como expresa su malestar rente a determinadas cosas. Tambien podría decir algo me siento mal cuando algunos fuman sin ningún respeto delante de quien sea sin ponerse a pensar si eso molesta o no a los demás.
En misa me siento mal cuando veo gente que recibe la Eucaristía como si fuera cualquier cosa sin confesión y sin respeto alguno por la persona de Jesucristo.
Gracias Padre.
MLE

Claudia dijo...

A mi me molesta sobremanera cuando a los católicos nos tachan de retrógadas o de mente cerrada, porque no estamos de acuerdo con el matrimonio entre homosexuales ni tampoco con el aborto.
Otra cosa que me hace sentir mal también es cuando las personas creen que Navidad es sólo dar y recibir regalos.
Una vez más gracias Padre Israel porque a través de su blog podemos expresar nuestro sentir, nuestro pensar.
Bendiciones.

P. Israel Martínez, O.S.J. dijo...

Felizmente ya acabó el mundial y creo que de futbol poco nos ha dejado, de moralidad todavía un poco menos... a veces me pongo a imaginar las consecuencias que habrá dejado en Sudáfrica, me refiero a las consecuencias morales y sociales... En un informe bastante serio, se dijo que para el mundial de Alemania se llevaron a 15 mil prostitutas sudamericanas para "trabajar" allá por esos días... ¿Qué habrá pasado ahora en Sudáfrica?
......
Más feo que lo anterior, es el caso de que no poca gente que al no tener ya argumentos recurre a la ofensa y al insulto en temas de aborto, homosexualidad y liberación de la promiscuidad sexual a grandes niveles.
Claro que tenemos derecho a sentirnos mal por todo ello.

GMQC dijo...

padre Israel :

RECIEN AHORA HE LEIDO SU HERMOSO BLOG, AHORA EN QUE SU PRESENCIA POR LA HERMOSA GLORIABAMBA ES MAS AÑORADA, NOS QUEDA LA CONFORMIDAD DE HABERNOS DELEITADO CON SUS ENSEÑANZAS Y HABER RECIBIDO LA MEJOR INTERPRETACION DE LA ACCION PASTORAL DE LA IGLESIA
FELICITACIONES POR SU NUEVO CARGO Y MUCHOS EXITOS EN LA GRAN GESTION QUE INICIA. DIOS LO BENIGA.

GMQC. LA NOVICIA .