jueves, 1 de julio de 2010

Arroz con mango

Con este breve artículo les quiero proponer a los amables lectores de este blog a dejar en "comentarios" breves textos con sus ejemplos de "Arroz con mango" que tengan a la mano o a la vista.

¿A qué me refiero con eso de "Arroz con mango"? Les explico. Arroz con mango es la manera de decir que hay cosas que jamás deben mezclarse pero que por obra y desgracia de algunas personas acaban mezcladas o juntitas y presentadas como compatibles y exquisitas combinaciones. Ya podríamos decir que es un cotidiano arroz con mango, por ejemplo, que varios -o muchos- "devotos" de la cerveza a la mañana siguiente de haberse pegado una soberana borrachera se levantan para "curar cabeza" con un cebiche y hasta con una cerveza más... Digo que es un arroz con mango porque es bien sabido que la combinación de ceviche-cerveza no es por lo menos saludable.

Otro arroz con mango: Hace varios meses ví en una ciudad del Perú una botica llamada "Cristo farma" y al entrar nomás, en el mostrador, estaban a la vista de todos una inaudita variedad de preservativos a la venta. ¿Cristo estaría de acuerdo con eso?

Otro: me parece un intragable arroz con mango que en varias escuelas y colegios del estado -y particulares también- en el día de su aniversario lo que más abunda son las cajas de cerveza que se van a tomar luego sus profesores, padres de familia y también alumnos y alumnas... ¿Modernización educativa?

Otro: un feo arroz con mango cuando veo que hay consagrados que más se preocupan de cosas que conciernen a empeños políticos, sociales y económicos pero que nunca o casi nunca hablan a la gente de Aquel que da sentido a su consagración religiosa en la Iglesia católica.

Otro: En la fiestita del nido o de la guardería hacen bailar a los pequeñitos y les ponen para eso reggetón o perreo... ¿Es que no se dan cuenta lo que hacen esos profesores y padres de familia? Es arroz con mango ofender la inocencia de los niños con música y bailes que no son ni inocentes ni favorecen la pureza de costumbres.

Hay muchos más platos de arroz con mango, les invito a escribir debajo de esta entrada -en "comentarios"- sus versiones de este potaje impasable.

Gracias desde ya.

6 comentarios:

José Quiroz dijo...

1. Cuando se es catequista no sólo se da de nuestro tiempo sino también de nuestro dinero para el cumpleaños de todos los sacerdotes.
2. En un retiro: Después del momento de la Reconcialición con Dios hay que organizar un baile con reggaetón incluido para expresar la alegría que Dios nos ha perdonado. "Si alguien se opone somos como el hijo mayor de la parábola del Hijo Pródigo". (Palabras de un párroco)
Estos dos casos suceden en una parroquia cuyo nombre me reservo pero deseo saber su opinión padre Israel.

P. Israel Martínez, O.S.J. dijo...

Hola José,
Gracias por tu comentario. Pues las dos cosas que mencionas sí que son un feo arroz con mango. No estoy de acuerdo con que eso pase y no creo que sea una buena manera de celebrar la paz con Dios organizar un baile con reggaetón incluido, definitivamente eso sí es un arroz con mango verde.
Lo de dar dinero para el cumpleaños de los sacerdotes creo que debe ser una cosa muy voluntaria y libre, no debe ser una obligación.
Reza por tus pastores y si puedes habla con ellos.
Ánimo y un abrazo.
P. Israel.

Rsario dijo...

P. Israel

Lo que a mí me ha parecido de muy mal gusto es que se celebre el día del "pollo a la brasa", perdone Padre pero me parece ridículo, y no es que no me guste el plato, pero es que cada vez nos vamos a volver más materialistas ?, ¿Esto sí apoyan las autoridades? El pollo no ha dado la vida por mí aunque parezca que no tenga razón.

Que Dios le bendiga Padre en unión de oraciones.
Hna. Maribel

Anónimo dijo...

Reclamo mi derecho de sentirme mal porque para muchos no es posible amar y formalizar una relación, las ideas que se fomentan en la actualidad estimulan a no tener relaciones bien vividas, solo usan y botan. Las chicas no confian en los chicos, los chicos solo buscan de ganar exito por haber podido gustar con varias.
Reclamo mi derecho de sentirme mal, cuando las chicas creen que para que no se burlen de ellas lo mejor es jugar con los chicos. Y los chicos para no comprometerse, trabajan al sentimiento, enamoran de tal forma que luego de haberlas usado hacen sentir culpables a las chicas de que ellas han estropeado la relación.
Gracias por permitirme expresarme.
no soy ninguna resentida ni defraudad, porque gozo con tener un esposo que me ama con locura. Pero al oir tantas barbaridades y por haberlas palpado tan cerca me enerva.

Claudia dijo...

1.Un feo arroz con mango es cuando un catequista de primera comunión (y responsable de grupo además) llega tarde a misa (y no una sino varias veces) donde están presente todos los niños y se pone a conversar, sin respetar a Dios, la ceremonia ni tampoco a los niños a quienes está formando.
2. Otro feo arroz con mango también es cuando un sacerdote de una parroquia no tiene un horario de confesiones y se excusa en sus infinidad de actividades.

Bendiciones Padre Israel

P. Israel Martínez, O.S.J. dijo...

Un bastante difundido arroz con mango es aquel que has apuntado Claudia, más todavía cuando hay catequistas que muy bien hacen sus catequesis y sus dinámicas pero que muy poco llegan a los sacramentos, es decir: son los que menos -o nunca- se acercan a confesarse y a comulgar. Muy triste pero cierto.
Feo es también el arroz con mango de aquellos colegas sacerdotes que no confiesan pudiendo hacerlo.... Oremos mucho por nuestra conversión sacerdotal.
Bendiciones para ti.