martes, 6 de noviembre de 2007

Te diré cómo es mi Amigo

Te diré cómo le conocí:
Había oído hablar mucho de Él, pero no hice caso.
Me cubría constantemente de atenciones y regalos, pero nunca le di las gracias.
Parecía desear mi amistad, y yo me mostraba indiferente.
Me sentía desamparado, infeliz, hambriento y en peligro, y Él me ofrecía refugio, consuelo, apoyo y serenidad; pero yo seguía siendo ingrato.
Por fin se cruzó en mi camino y, con lágrimas en los ojos, me suplicó: ven y mora conmigo.

Te diré cómo me trata ahora:
Satisface todos mis deseos.
Me concede más de lo que me atrevo a pedir.

Se anticipa a mis necesidades.
Me ruega que le pida más.
Nunca me reprocha mis locuras pasadas.

Te diré ahora lo que pienso de Él:
Es tan bueno como grande.
Su amor es tan ardiente como verdadero.
Es tan pródigo es Sus promesas como fiel en cumplirlas.
Tan celoso de mi amor como merecedor de él.

Soy su deudor en todo, y me invita a que le llama amigo.
(Robert H. Benson (1871 - 1914), "La amistad de Cristo")

Este breve texto de R. H. Benson me mueve en esta semana a compartir con todos las lineas que ahora siguen.
Quien pretende ser seguidor de Jesucristo deberá prepararse a ser un continuo buscador de Dios. Y Dios se manifiesta a quien le busca con sincero corazón, a quien le busca con pasión y con humildad. Dios no puede negarse a quien es buscador de la verdad, a quien busca todo lo bello, lo bueno y lo laudable. Porque Él es la fuente de todo ello y más.
Y Él se nos ha manifestado en Jesucristo, El Hijo.
Hace 20 años que Él me salió al encuentro y no tengo sino agradecimiento por el gran detalle que tuvo al dejarse ver por mí. Desde entonces la fe no me resulta un cúmulo de dogmas que debo cargar o una serie de cosas que debo aceptar aún sabiendo que no me convencen. Desde que Él me salió al encuentro la fe se me hizo muy lógica, no se me hizo carga ni obligación, se tornó para mí en necesidad, serena pero inquietante, de vida, de luz y de calor. Así le encontré en la Eucaristía. Porque Jesucristo se hizo todo ello para mí.
Yo respeto a quienes afirman que la fe -"la religión", les gusta llamarla- es un opio, a los que sostienen que la fe o la religión es opresora, oscurantista, retrógrada. No sé qué experiencias hayan tenido sobre la fe (o sobre falsas máscaras de fe). En mi caso, testimonio libremente que la fe para mí ha sido liberadora, ha sido iluminadora, ha sido vivificadora y ha alentado mi progreso personal y mi realización como varón normal.
Jesucristo es mi amigo.
No sé decir mucho más ni mejor.
Y me emociona pensar que en la próxima esquina él me estará esperando con un nuevo rostro, con una nueva alegría, con una nueva ilusión por vivir.
No. Dios no es para mí opio, es libertad y es verdad. Y me alegra pensar que aún cuando yo afirmo conocerle hace varios años él siempre será una aterna novedad para mí.
Y me alegra pensar que nunca me aburriré de su presencia ni su trato me cansará.
Dios no me ha arreglado los problemas ni me los ha ahorrado; tampoco -felizmente- he corrido detrás de sus milagros, me ha bastado saber y me basta hoy saber que el milagro él ya me lo hizo hace varios años cuando se metió en mi vida sin preguntar.
Porque Él es el milagro más grande de mi vida.
Y nada, eso es todo.

¡Gracias Jefe por estos veinte años de caminada!
¡Alabado sea Jesucristo!

Cruz Blanca, 8 de noviembre de 1987 - Santa Eulalia, 8 de noviembre del 2007

3 comentarios:

zulma dijo...

Hola Padre Israel!!!
Le deseo muchas Felicidades por esta celebración de Fe , por haber sido elegido por Jesus para dar testimonio de su evangelio , para ayudarnos , para darnos la Paz de Jesús , para perdonarnos en nombre de Cristo , para bendecirnos y enseñarnos con amor el camino hacia Jesus!!!
Que Dios lo guie , proteja y ayude a cumplir su misión evangelizadora .
Gracias Padre Israel por sus oraciones y bendiciones !
Reciba mi cordial y sincero afecto
Zulma Lujan
desde Buenos Aires , Argentina.
( porque siempre quise ser diferente...y supe que lo soy cuando me di cuenta que soy tambien elegida y salvada por Jesus por su barca , su red de amor ...Gracias a Dios !! )

P. Israel Martínez, O.S.J. dijo...

Gracias Zulma.
Pienso que debemos romper esa infundada vergüenza para hablar de nuestra fe, debemos romper ese silencio impuro que no nos permite hablar libremente de Jesucristo. Tu comentario me dice que es posible y que eso es muy bueno y saludable. Lamentablemente habemos no pocos católicos (también sacerdotes y religiosos/as) que preferimos guardar este "tema" para "el íntimo del alma cristiana"... quizá en el fondo sea que no le tenemos o que no le apreciamos lo bastante como para compartirlo.
Te animo a vivir tu fe en Jesucristo a bocajarro, a contracorriente, total, hay muchos que se escudan en el pretendido pluralismo para hablar y defender cualquier cosa, pues hagamos uso de ese pluralismo (si es verdadero, claro) para hablar de nuestra fe sin tapujos, como quienes exhiben orgullosos lo mejor de sus vidas.
Y olé, un abrazo.

zulma dijo...

Gracias Padre Israel!!

Es importante hablar de la fe y dar Testimonio de la Gracia de Jesus !!,de lo que somos , tenemos , Jesus Atiende nuestras súplicas , perdona nuestros pecados y dando testimonio de nuestras vidas es agradecer a Dios y mostrar el amor de Dios en nosotros...Ojalá que todos puedan " ver" y " buscar "la presencia de Jesus en los testimonios y ejemplos que se presentan diariamente en la vida.

Alabado sea Jesucristo!!
Zulma